El Primer Científico Mexicano



El cielo de la Ciudad De México exhibía un espectáculo atemorizante,  una enorme bola brillante con una larguísima cola apareció de repente y todo mundo podía verla noche tras noche.  El objeto era tan grande que atravesaba el cielo por completo e incluso era perfectamente visible aún de día. Se trataba de un gran cometa que había sido descubierto muy poco antes por el astrónomo Gottfried Kirch. A pesar de haber sido anunciada su llegada a los cielos con un par de semanas de anticipación en Noviembre de 1680, debido a la falta de medios de comunicación más rápidos, la mayoría de la gente se enteró cuando ya estaba sobre sus cabezas.

El cometa desató una oleada de terror en las personas por todo el mundo y muchos creyeron que se trataba de una señal de que se avecinaban desastres.  Nuestro país no fue la excepción. Estando en alquel entonces en el Virreinato, la gente de la Ciudad De México, capital de la Nueva España, miraba los cielos surcados por el fenómeno a la vez que esperaban lo peor.


En ese marco, la labor y el trabajo de un hombre excepcional fueron lo que tranquilizó a la población y divulgó el conocimiento científico sobre los cometas. Se trata de Carlos de Sigüenza y Góngora, uno de los primeros grandes intelectuales mexicanos.

Nacido en la Ciudad de México, hijo de un intelectual que fue maestro de la familia real de España, estaba también emparentado con el poeta Luis de Góngora.  Su educación básica fue adquirida directamente de su padre.

Estudió con la Compañía de Jesús y en la Universidad Real donde posteriormente impartió las cátedras de Astrología y Matemáticas y al mismo tiempo era capellán del Hospital de Amor de Dios.

En 1681 Sigüenza escribió el libro Manifiesto filosófico contra los Cometas, en que trataba de calmar el temor supersticioso que provocaba en la gente este fenómeno cósmico. Al separar la superstición de los hechos observables, Sigüenza estaba de hecho separando la astrología de la astronomía, como las concebimos actualmente. El jesuita Eusebio Kino criticó fuertemente este texto desde un punto de vista aristotélico-tomista, pero, lejos de intimidarse, Sigüenza respondió publicando otra obra Libra astronómica y philosóphica (1690), donde fundamentaba rigurosamente sus argumentos sobre los cometas según los conocimientos científicos más actualizados de su tiempo; contra el tomismo y el aristotelismo del padre Kino citaba autores como Copérnico, Galileo, Descartes, Kepler y Tycho Brahe.


Como cosmógrafo real de la Nueva España trazó mapas hidrológicos del Valle de México. En 1693 fue enviado por el virrey como acompañante del almirante Andrés de Pez en un viaje de exploración al norte del golfo de México y en especial a la península de Florida, donde trazó mapas de la bahía de Pensacola y de la desembocadura del río Misisipi.
En sus últimos años dedicó mucho tiempo a coleccionar material para una historia del México antiguo. Desafortunadamente, su muerte interrumpió ese trabajo que no fue retomado hasta 80 años después, cuando la conciencia criolla, representada por Francisco Javier Clavijero se había desarrollado lo suficiente para interesarse en la identidad de su nación.
Al morir donó su valiosa biblioteca y sus instrumentos científicos al Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo de la Compañía de Jesús (en cuya capilla fue enterrado, dado que fue admitido en la orden poco antes de morir). Asimismo, ordenó que su cuerpo fuera entregado a la medicina, para que se estudiara lo que le provocó la muerte.

Para saber más:   https://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_de_Sig%C3%BCenza_y_G%C3%B3ngora




¿Auroras boreales sobre México? ¿Pueden predecir temblores?

Aurora polar es un fenómeno en forma de brillo o luminiscencia que aparece en el cielo nocturno, actualmente en zonas polares, aunque puede aparecer en otras partes del mundo por cortos períodos de tiempo. En el hemisferio norte se conoce como aurora boreal y se produce cuando una eyección de masa solar choca con los polos norte y sur de la magnetósfera terrestre, produciendo una luz difusa pero predominante proyectada en la ionosfera terrestre.
Aurora boreal en Alaska (Wikipedia)


Es muy raro observar dicho fenómeno en lugares que se encuentren por debajo de los trópicos, aunque hay quienes aseguran haberlos presenciado en lugares tan al sur como Ciudad de México.  De entre los registros se tienen algunos que son evidentes fraudes, y otros que han sido observados y descritos por personalidades de reconocida honestidad, cuyos reportes han sido analizados y se ha establecido que hay una probabilidad alta de que sean verdaderos.  Tal es el caso de la Aurora Boreal del 19 de abril de 1843, la cual fue observada por el Profr. Soyano,  catedrático de Fiosofía del Seminario.  El hecho llega a nosotros descrito por uno de los próceres de la Independencia de nuestro país, el cronista, historiador, periodista y político mexicano Carlos María de Bustamante, quien describe en su libro “Apuntes para la Historia del Gobierno del General D. Antonio López de Santa-Ana” que:


"En la noche del 19 de abril observó el Lic. 

Soyano, catedrático de filosofía de este colegio 
Seminario, una luz apacible (son sus palabras) 
cerca de las nueve de la noche por el rumbo del 
Norte, y á pesar de la obscuridad de la noche 
y de las nubes, vibraba notablemente. Su 
duracion, que fué hasta cerca de las once, no 
me dejó dudar que no era una ilusion, aunque 
las nubes gruesas impedían ver con exactitud 
sus contornos, pues sin embargo, se percibia 
que su figura se acercaba á la del círculo, cuyo 
centro estaba en el NN. O. 1/4, y cuya mitad 

inferior ocultaba el orizonte. Ella no podía ser
luz zodiacal, pues ni aparece su forma circular, 
ni por el Norte; tampoco de la luna porque 
ésta se encontraba oculta, ni causada por los 
relámpagos, pues estos eran intermitentes y 
aquella constante; éstos iluminaban todo el 
cielo, aquella solo el Norte, y tan lejos de causar 
la impresion en parte para percibirla, resulta 
que era una aurora boreal. Esta reflexion, y la 
de que la aurora boreal figura su situacion y sus 
vibraciones, convienen cabalmente á la letra con 
las de todos los fisicos estar de acuerdo cuando 
la describen, y todo ello me induce á creer que 
fué una verdadera aurora boreal."

Dibujos de la época de auroras boreales

Carlos Ma. de Bustamante
A pesar del hecho de que la observación sucedió durante un ciclo mínimo solar (las auroras suelen presentarse durante máximos solares) hizo pensar en un principio que no podía ser un reporte verdadero, sin embargo, según estudios (y otras observaciones posteriores) hacen posible pensar que si haya sido una aurora boreal del tipo esporádica y que por tanto sea posible observarlas desde estas latitudes.   

La causa de este fenómeno en esta latitud se desconoce, aunque se sigue pensando que está ligada a la actividad solar de cierto tipo.

Se ha llegado a especular que pueden ser provocadas por los movimientos tectónicos (terremotos) propios de la zona o que pueden inclusive adelantarse a ellos haciendo la función de prevención.  Aunque esto no se ha comprobado, sí existen evidencias de luces de color azul que se ven como destellos durante terremotos que acontecen de noche. Las llamadas Luces de Terremoto, las cuales si bien son un misterio para la ciencia todavía, no parecen tener relación con las auroras boreales.

Aqui tenemos un impresionante video que desde hace varios años aparece en la red. En el se muestra una supuesta aurora boreal sobre la Ciudad de México



Si observamos con detenimiento, se aprecia que en el cielo hay dos campos de estrellas. Uno está casi inmóvil y el otro se mueve rápidamente, como suele suceder en un "Timelapse" (muchas fotos tomadas a intervalos de varios minutos,  reproducidas a gran velocidad), lo cual evidencia que la aurora boreal fue sobrepuesta digitalmente sobre el cielo de la Ciudad, el cual también es un timelapse, pero a diferente velocidad.  Además, a partir del segundo 45 se distingue claramente la Osa Mayor, la cual gira en torno a una estrella polar que está, evidentemente, muchísimo más alta en el cielo de lo que verdaderamente se aprecia en nuestra latitud. Eso significa que el video de la aurora en realidad fue grabado muy al norte, tal vez en Canadá o Alaska.  Es, a fin de cuentas, un engaño.


Referencias



Los mayas y la Nebulosa de Orion


Nebulosa de Orion. Imagen tomada desde el centro de la ciudad de Xalapa, Veracruz, México.

Xibalbá
En un cuento popular de la cultura maya se habla sobre una parte del cielo de la constelación de Orión, conocida como Xibalbá. En el centro de sus fogones tradicionales se hallaba una mancha muy emborronada generada por el fuego, que representaba la nebulosa de Orión. Se trata de una clara evidencia de que, antes de la invención del telescopio, los mayas ya detectaron sobre el cielo una superficie difusa que no se trataba simplemente de puntos luminosos como las estrellas. Esto es un hecho sorprendente, pues hasta bien entrado el siglo XVII no se hace la primera referencia astronómica a su nebulosidad, pues ni Ptolomeo en el Almagesto, ni Al Sufi en el Libro de las Estrellas Fijas se percataron de ella, a pesar de que sí mencionan otras nebulosas. Curiosamente, Galileo tampoco menciona absolutamente nada acerca de esta nebulosa, incluso habiendo realizado observaciones telescópicas en la posición donde se encuentra la nebulosa entre 1610 y 1617. A causa de todo esto, se ha especulado que el brillo de la nebulosa se ha incrementado al originarse estrellas muy luminosas desde entonces.

Vista  general del centro de la constelación de Orión tomada desde Xalapa,  Veracruz, México.

Primera foto de Henry Draper en 1880.
El descubrimiento de la nebulosa de Orión se le atribuye al astrónomo francés Nicolas-Claude Fabri de Peiresc, como indican sus escritos de 1610. Cysatus de Lucerna, un astrónomo jesuita, fue el primero en publicar un documento acerca de dichos escritos (aunque algo ambiguo) en un libro que trata sobre un cometa brillante, en 1618. En los años siguientes, varios astrónomos de prestigio descubrieron la nebulosa de forma independiente, incluido Christiaan Huygens en 1658, y cuyo borrador fue el primero en publicarse, concretamente en 1659. Charles Messier se percató de su existencia el 4 de marzo de 1769, observando de paso también tres de las estrellas del cúmulo del Trapecio, aunque el descubrimiento de estas tres estrellas se le atribuye a Galileo en el año 1617, a pesar de que no pudo observar la nebulosa (posiblemente debido al limitado campo de visión de su primitivotelescopio). Charles Messier publicó la primera edición de su catálogo de objetos astronómicos en 1774, aunque en 1771 ya estaba finalizado.16 La nebulosa de Orión fue designada por dicho catálogo como M42, por ser el objeto número 42 de dicha lista en ser descubierto. En 1865, la espectroscopia realizada porWilliam Huggins confirmó el carácter gaseoso de la nebulosa. El 30 de septiembre de 1880, se publica la primera astrofotografía de la nebulosa de Orión, elaborada por Henry Draper.

Foto de 1883 de Andrew Ainslie Common (1841–1903)
 por la cual ganó la Medalla de Oro
de la Royal Astronomical Society en 1884.
En 1902, Vogel y Eberhard descubrieron en el interior de la nebulosa velocidades irregulares, y en 1914 astrónomos de la ciudad francesa de Marsella usaron un interferómetro para detectar variaciones en la rotación y movimientos irregulares. Campbell y Moore confirmaron dichos resultados mediante la utilización de un espectrógrafo, demostrando así las turbulencias del interior de la nebulosa.

En 1931, Robert J. Trumpler se percató de que las estrellas borrosas cercanas al Trapecio formaban un cúmulo, y fue el primero en denominar a dicho objeto con el nombre de cúmulo del Trapecio. Basándose en tipos espectrales y magnitudes, calculó una distancia de 1.800 años luz. Este valor arrojaba una cifra tres veces superior a la distancia aceptada en la época, pero es la que más se aproxima al valor actual.
En 1993, el Telescopio espacial Hubble observó por primera vez la nebulosa de Orión. Desde entonces, la nebulosa ha sido estudiada y examinada en profundidad en multitud de ocasiones, y las imágenes obtenidas se han utilizado para realizar un modelo detallado de la nebulosa en tres dimensiones. Se han observado y estudiado discos protoplanetarios alrededor de estrellas recién formadas, como también han sido estudiados los poderosos efectos destructivos de los altos niveles de energía ultravioleta provenientes de las estrellas más masivas.
Versión reducida de la imagen del Hubble, para ver la versión
grande, haz clic aqui
En el año 2005, la Cámara avanzada para sondeos del Telescopio espacial Hubble tomó la imagen más detallada de la nebulosa que se ha obtenido. Para obtener la imagen, el telescopio tuvo que completar 104 órbitas, y capturar alrededor de 3.000 estrellas por debajo de la 23ª magnitud, incluidas varias enanas marrones y posibles enanas marrones binarias. Un año más tarde, un equipo de científicos del Telescopio espacial Hubble anunció la primera enana marrón binaria. Dicho sistema binario de enanas marrones se encuentra en la nebulosa de Orión y poseen aproximadamente masas de 0,054masas solares y 0,034 masas solares respectivamente, con un periodo orbital de 9,8 días. Sorprendentemente, la enana marrón más masiva de las dos es también la menos luminosa.

-Fuente: Wikipedia.  Imágenes: Sociedad Astronómica de Xalapa, Wikipedia y Hubble Site

El Gran Cometa de 2013


   Astrónomos rusos han descubierto un cometa que, según los cálculos realizados, será hasta quince veces más brillante que la Luna cuando se acerque a la Tierra en noviembre de 2013. Según han indicado los expertos, todavía deberá sortear su paso cercano al Sol, pero si no se destruye, se podrá ver desde el planeta el año que viene.

   El astrónomo Leonid Elenin, del Observatorio ISON NM, ha explicado que los científicos Vitaly Newsky y Artem Novivhonok hallaron el cometa el pasado 21 de septiembre y ahora la comunidad científica ha confirmado el descubrimiento. La órbita del cometa, llamado 'C2012 S1 ISON' se logró encontrar gracias a un registro previo hecho el 28 de diciembre 2011 y otro del 28 de enero 2012, desde el Observatorio Monte Wilson (Estados Unidos). Con los tres informes se pudo calcular su posición con cierta certeza.

   Los expertos han señalado que, en la actualidad el cometa es muy débil, ya que está en las profundidades del espacio cerca de la órbita de Júpiter. Sin embargo, se irá acercando constantemente en los próximos meses hasta que pase a menos de dos millones de kilómetros del Sol (el 28 de noviembre).

   Este tipo de cometas son conocidos como 'sungrazer' y existe el riesgo de que el cuerpo --esencialmente formado por una gigantesca bola de roca y hielo-- se pueda romper cuando llegue a su punto más cercano a la estrella. Sin embargo, si logra superar este 'obstáculo', se podrá ver desde la Tierra y será hasta 15 veces más brillante que la Luna, según los astrónomos.

   "Si hace honor a las predicciones, será mucho más espectacular que el último 'visitante' brillante que tuvo el planeta, el cometa McNaught, que compitió en el cielo del hemisferios sur con el brillo de Venus en 2007", ha apuntado Elenin.

   'C2012 S1 ISON' parece estar en una órbita casi parabólica que lleva a los científicos a creer que está haciendo su primer viaje a través del Sistema Solar. Esto significa que puede haber sido expulsado de un vasto depósito de escombros helados que se encuentra en los límites del Sistema Solar y que se llama la Nube de Oort.

DOS COMETAS EN 2013

   Pero este nuevo cometa no será el único que se podrá ver en 2013. Otro cometa también está listo para cruzar el cielo el próximo año. Se llama Comet Pan-STARRS (C/2011 L4) y fue descubierto por un estudio automático de Hawai en junio del año pasado.

   En esta ocasión, también se espera que sea un cuerpo brillante, lo suficiente para que se pueda apreciar desde la Tierra después de la puesta de Sol. De calcula su paso para el próximo mes de marzo.

¿Es el Cometa Swift-Tuttle una amenaza para la Tierra?


  • Más de dos veces y media más grande que el cometa que acabó con los dinosaurios y sería 27 veces más destructivo.
  • Impactaría la Tierra a 60 kilómetros por segundo.
  • Descrito como "El objeto conocido más peligroso para la humanidad".


El próximo 12 y 13 de agosto, si el clima lo permite podremos deleitarnos con un bello espectáculo de la naturaleza. Se trata de las perseidas, una importante lluvia de meteoros causada por el paso de nuestro planeta por los restos del último paso del cometa Swift-Tuttle el cual aconteció en 1992.  Estos pequeñísimos restos se queman al entrar a la atmósfera y nos permiten ver lo que llamamos "estrellas fugaces", las cuales son totalmente inofensivas para nosotros.   Por otro lado, el hecho de que estemos pasando todos los años a través de la estela de partículas dejada por el cometa, indica que, evidentemente, las órbitas de ambos cuerpos se cruzan y que por lo tanto existe la posibilidad de que puedan colisionar entre si.

En 1992, durante el último acercamiento del cometa, se advirtió que la órbita se había desplazado la distancia equivalente a 17 días. Los científicos se dieron cuenta entonces que si en el siguiente acercamiento, el error fuera de solo 15 días, el cometa podría chocar contra la Tierra.   Tomando en cuenta que el tamaño del cometa es de 26 kilómetros, el asunto se tornó preocupante.

Fue entonces que un astrónomo amateur, Gary W. Kronk, se dio a la tarea de investigar las apariciones previas de éste cometa. Encontró que había sido muy probablemente observado por los chinos en el año 69 a.C.  y en el año 188 d.C, lo cual fue rápidamente confirmado por Brian G. Mardsen.  Con estos datos, se recalculó su órbita y se logró establecer que su trayectoria es sumamente estable y que por lo tanto no existe peligro de impacto al menos por los próximos 2000 años. Se cree que en el año 4479 pasará a unos 4.5 millones de kms de la Tierra, lo cual dará un espectáculo increíble.

El cometa Swift-Tuttle fue descubierto en 1862  por L. Swift y H.Tuttle, y redescubierto en 1992 por Tsuruhiko Kiuchi. Fue un agradable espectáculo con binoculares. Su periodo es de 133 años y regresará en el año 2126.

El Tránsito De Venus de 2012



El próximo 5 de junio, Venus, aquel planeta que se aprecia a veces como un lucero brillantísimo durante las madrugadas, cruzará por delante del disco del Sol, fenómeno que no se repetirá hasta el 11 de diciembre de 2117, por lo que tenemos sólo una oportunidad en esta vida para verlo. Este fenómeno llamado Tránsito de Venus es muy importante por tres razones: porque sucede muy poco, porque permite medir con bastante precisión la distancia Tierra-Sol y porque hay mucha historia relacionada con él. ¡Y esa historia se relaciona también con Xalapa!

México y los Tránsitos de Venus
Los antiguos mexicanos fueron tradicionalmente grandes astrónomos y matemáticos. Observaron y predijeron matemáticamente gran cantidad de fenómenos como eclipses, conjunciones y alineaciones planetarias y los tránsitos de Venus y de Mercurio. Esta gran afición por observar los cielos continuó hasta los tiempos del México independiente, cuando enmedio de grandes problemas económicos, luchas y desacuerdos internos, el gobierno del presidente Lerdo de Tejada decide que la investigación científica es muy importante para el desarrollo del país.


Corría el año de 1874 y la comunidad científica internacional esperaba con ansias el Tránsito de Venus en diciembre. Los países más "importantes" del mundo organizaron expediciones a los lugares del globo donde sería observable el fenómeno con el objeto de obtener los datos para medir con precisión la distancia de la Tierra al Sol (la Unidad Astronómica) y ser los primeros en dar el resultado. Inglaterra, Alemania, Francia, Estados Unidos y otros países prepararon expediciones con tal objetivo. En México se decide emprender la observación y el presidente Lerdo de Tejada designa al Ingeniero y Geógrafo Xalapeño FRANCISCO DÍAZ COVARRUBIAS, uno de los hombres más brillantes con que contaba el país para formar un equipo y realizar la observación. Para esto era necesario viajar al otro lado del mundo, pues el fenómeno solo sería observable desde asia y el océano pacífico.

LA EXPEDICIÓN A JAPÓN
A pesar de la gran cantidad de críticas y suspicacias, la expedición inicia el 18 de septiembre. Es de resaltar que, por no existir una carretera en buen estado, en lugar de salir de Acapulco -que era el lugar más lógico para embarcarse con rumbo a Japón, los científicos mexicanos tuvieron

que salir de Veracruz, de ahi navegar hasta Cuba, luego a Filadelfia, donde por poco no los dejan desembarcar; luego llegaron a Nueva York y de ahí atravesaron todo Estados Unidos por tren para salir de San Francisco nuevamente en barco y llegar finalmente a Japón con tiempo suficiente para preparar la observación.

Los Japoneses mostraron un enorme interés en los aparatos llevados por Covarrubias y les prestaron todo tipo de facilidades para realizar su trabajo, inclusive les colocaron una línea de telégrafo para que pudieran comunicarse con los científicos de otros países.
Enviaron estudiantes para que observaran y aprendieran todo lo posible de los científicos mexicanos. Altos personajes del gobierno japonés visitaron y rindieron honores a Covarrubias y su equipo.
La observación se realizó con éxito y Francisco Díaz Covarrubias salió pocas semanas después con rumbo a París. Durante el viaje, los científicos mexicanos analizaron todos los datos obtenidos y publicaron sus resultados al llegar a Francia.
La comisión mexicana fue la primera del mundo en publicar sus resultados. Otras expediciones, como la rusa, tardaron hasta quince años en hacer lo mismo.

Actualmente en Japón es posible visitar el lugar donde estuvo el campamento de la expedición mexicana. Junto a la roca que sirvió de base para el telescopio de Francisco Díaz Covarrubias hay una placa colocada en 1974 por el gobierno japonés que conmemora la visita de los científicos aztecas.

¿Fue esto como ganar la medalla de oro? Algunos lo ven asi, aunque lo más importante que nos queda de esta gran aventura del saber, digna de una película, es la MANERA DE PENSAR que mexicanos del siglo 19 ya tenían. El progreso científico, el desarrollo de métodos propios, el decir "yo puedo" y demostrarlo; el emprender contra viento y marea -literalmente- acometidas de semejante envergadura. Desafortunadamente el México posterior fue cayendo en un atraso cada vez más grande cuando se decidió que era mejor comprar la tecnología al extranjero que desarrollar la propia.

Aquí tenemos una descripción más detallada y muy amena sobre los pormenores de la expedición mexicana al Japón:

La biografía de Francisco Díaz Covarrubias http://fisiloj603.blogspot.mx/2012/01/francisco-diaz-covarrubias.html

Aquí la interesantísima forma como se fue calculando cada vez con más precisión la distancia Tierra-Sol, desde la antigüedad: http://es.wikipedia.org/wiki/Unidad_astron%C3%B3mica#Historia


En la actualidad, la distancia Tierra-Sol se conoce con mucha precisión gracias a técnicas modernas como el radar y el láser. Sin embargo, el tránsito de Venus que acontecerá en este 2012 es una estupenda oportunidad para rendir homenaje al pensamiento moderno de personas como Francisco Díaz Covarrubias, el ilustre xalapeño que llevó la ciencia mexicana al otro lado del globo. El proyecto "Astrónomos sin fronteras" ha desarrollado un sistema global del cual tú puedes ser parte para observar y medir el tránsito de Venus del 6 de junio. Cualquier persona que cuente con un teléfono celular con Android o un iPhone puede descargar la aplicación, instalarla en su teléfono y cronometrar los tiempos que tarde el tránsito en acontecer desde su propia ubicación geográfica y con estos datos calcular con gran precisión la distancia de la Tierra al Sol.


Esta es la aplicación para Android https://play.google.com/store/apps/details?id=awb.tov






La Astronomía en el Arte


En ésta bella pintura se muestra uno de los momentos cumbres de la investigación científica, que fue cuando el gran Galileo Galilei muestra uno de sus telescopios a personajes importantes de la época. Éstas observaciones produjeron evidencias innegables sobre la naturaleza y el movimiento de los cuerpos celestes, las cuales estaban en contradicción con las ideas largamente aceptadas en su época.

Todos conocemos la historia subsecuente: Galileo fue increpado por el Santo Oficio y, acusado de herejía, fue obligado a retractarse. La historia de éste grandioso científico es un ejemplo del valor del pensamiento por encima de la superstición y la tradición. Lo es, curiosamente, hasta en un acontecimiento muy interesante en el cual los papeles se invirtieron y la naturaleza al fin humana del gran genio mostró que hasta una mente de tal brillantez puede llegar a caer en el error de considerar ideas no comprobadas como verdades absolutas. Estando Galileo en el proceso de defenderse, la comisión científica del Santo Oficio rebatió su teoría sobre el movimiento de la Tierra alrededor del Sol.




Galileo da una clase de astronomía al Senado de Venecia


Galileo afirmaba que el fenómeno de la subida y bajada de las mareas era producido por la combinación del movimiento de rotación y translación y que por lo tanto era una prueba a su favor. Los científicos de la Iglesia argumentaban que las mareas eran producidas por una atracción que la Luna y el Sol producían sobre las masas de agua, haciendo subir el nivel de las aguas y luego descender, lo cual como ahora sabemos es la explicación correcta. Galileo se burló escandalosamente de éstas afirmaciones y sostuvo su teoría con vehemencia.

Fue hasta 1725 que el movimiento de translación de la Tierra fue científicamente demosrtado por James Bradley con su trabajo sobre la aberración de la luz.

¿Este error resta algún mérito al gran Galileo? En lo absoluto. Mas bien nos da una lección sobre lo que la ciencia es y lo que representa, y la manera en que nuestras propias mentes se abren o se cierran ante ideas que nos agradan o desagradan a priori.

Es solo una reflexión más en éste apasionante mundo del pensamiento.